¿Eres Codependiente?

¿Eres Codependiente?

Toda relación que no produce paz, sino angustia o culpa, está impregnada de codependencia”. J.C.

En principio es difícil definir la codependencia, pues a primera vista, eres co-dependiente cuando dependes de alguien que depende de otra cosa. De ahí la creencia de que la codependencia se limita a aquellos que viven o están relacionados con dependientes químicos, alcohólicos o de cualquier otro tipo. Sin embargo, este término se ha generalizado a un espectro más amplio. La definición que da Melody Beatty de codependencia es:

Una persona codependiente es aquella que ha permitido que la conducta de otra persona la afecte, y que está obsesionada con controlar la conducta de esa persona… La codependencia es muchas cosas.  Es una dependencia de los demás: de sus estados de ánimo, de su conducta, de su enfermedad o bienestar y de su amor. 

Leer eso inmediatamente me lleva a reflexionar ¿Estoy obsesionada con controlar la conducta de alguien?, cuando me pregunto esto pienso: ¿controlar? ¡Yo no controlo a nadie! … quizás haya otras conductas que disfrazan este control, inmediatamente pensé ¿Qué mecanismos podría estar usando para hacerlo?…

En una oportunidad, invité a un querido amigo a comer unos sándwiches en casa. Compré toda variedad de embutidos y quesos. Comencé a picar unas aceitunas y él me dijo: ¿quieres que te ayude? Yo le dije: -no! Tranquilo yo me ocupo! Al verme agobiada me volvió a preguntar: ¿Quieres que te ayude? Yo puedo perfectamente picar esos tomates, le contesté: – No te preocupes a mí me encanta atender! Y él me dijo: ¿Es eso o que no quieres que entre en tu cocina? Es decir, ¿Es que me gusta atender o es que soy una controladora y solo yo quiero hacerlo todo? Te cuento esto porque a veces escondemos nuestras verdaderas razones con características más políticamente correctas. Te invito a profundizar un poco en las formas de Violencia Pasiva.

El psicólogo Venezolano Alberto Barradas dijo en uno de sus mensajes de twitter: “Los amigos consejeros compulsivos en realidad solo esconden su necesidad de controlar a sus amigos” Esto es cierto. Para leer mas al respecto te invito a leer: No me aconsejes, acompañame

Entonces ¿Quién es un codependiente?

Según Beatty,  se estima que 80 millones de personas sólo en Estados Unidos son dependientes químicos o tienen una relación con alguien que lo es. Por lo tanto, muy probablemente sean codependientes. Beatty caracteriza de la siguiente manera:

Las personas que aman, que se preocupan o que trabajan con personas trastornadas pueden ser codependientes.

Las personas que se preocupan por las personas que tienen trastornos de la alimentación probablemente son codependientes.

Quizá estés leyendo este libro para ti mismo; puedes ser codependiente. O puedes estarlo leyendo para ayudar a alguien más.  Si es así, probablemente eres codependiente. 

Si la preocupación se ha vuelto obsesión; si la compasión te ha convertido en una niñera; si estás cuidando de otras personas y te estás descuidando a ti mismo, puedes estar metido en problemas de codependencia.

Al finalizar este articulo podrás ver una lista de características del codependiente.

De uno de los manuales de la Cofraternidad de Codependientes Anonimos. Reflexiona:

¿Tiendo a controlar a los demás para aliviar mis temores?

¿Permito que los demás me controlen por miedo a que me maltraten o abandonen?

¿Adapto o incluso cambio mi comportamiento en función del de los demás?

¿El valor que me concedo como persona depende del que me conceden los demás?

¿Evito a los demás con la intención de sentirme seguro?

¿Por qué somos codependientes?

El origen de la codependencia se remota a la infancia y a las familias disfuncionales. Sin embargo, una familia disfuncional no necesariamente es aquella trastornada y violenta que ves en televisión. Una familia disfuncional podría ser aquella donde los limites eran tan rigidos que no había comunicación ni manifestación de sentimientos. Esas familias donde se podía escuchar: ¡De eso no se habla aquí! ¡Hablar de eso es malo! O simplemente se ignoraban situaciones disfuncionales tratando de vivir con normalidad. Esto es más común de lo que te imaginas. Para profundizar te invito a leer Adictos al Mal de Amor y Heridas que te impiden ser tu mismo.

Lee el articulo completo haciendo click AQUI



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *